Google+ Followers

jueves, 28 de febrero de 2013

Cupcakes Oreooo


   ¡¡Ya casi, casi es vierneeees!!

    Hoy os voy a presentar los Cupcakes Oreo, realizados con éstas conocidas galletas. 



  La receta es del libro de Alma Obregón, "Objetivo: Cupcake perfecto" que me regalé a mi misma por mi cumple :P  En su blog también tiene la receta de los mini cupcakes de oreo, que son súper monos http://www.objetivocupcake.com/2011/04/mini-cupcakes-de-oreo-y-las.html 

  Yo se los hice a mi hermana Violeta, que su cumple es casi, casi, junto al mío... Para ella, mis sobris, y mi cuñado. Me dijo que les gustaron mucho.

  Y allá vamos con la receta:

  Ingredientes:

  - 115 gr. mantequilla a temperatura ambiente.

  - 200 gr. azúcar.

  - 2 huevos grandecitos.

  - 200 gr. harina repostería.

  - 1 cucharadita y media (de café) de levadura tipo Royal.

  - 150 ml leche semidesnatada. (Yo usé desnatada, la que tenía, y bien... )

  - 10 galletas Oreo.

  - 1 cucharadita esencia vainilla.

Crema:

  - 10 galletas Oreo

  - 120 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

  - 300 gr. azúcar glass.

  - 125 gr. queso cremoso tipo Philadelphia (No vale light, ejejeje)

  - 1 cucharada sopera de leche semidesnatada (Usé entera, y bien... )


  Empezamos:

  Primero trituramos las 10 galletas oreo, que utilizaremos para la masa, en una picadora.

  Se tamiza la harina con la levadura y se reserva también junto con las galletas trituradas.

  Batimos mantequilla y azúcar hasta que blanqueen, y añadimos los dos huevos, uno a uno. Agregamos la mitad de la harina, la leche, en la que hemos disuelto, previamente, la esencia de vainilla. Incorporamos lo que nos queda de la harina y por último las galletas oreo. Batimos todo hasta que se integre.

  La mezcla la repartimos en las cápsulas de los cupcakes, y al horno, precalentado, 180º, con calor arriba y abajo. Unos 20 - 25 minutos, hasta que veáis que están. Ya sabéis, la prueba del palillo... Si sale limpio... ¡Ya están!

  Se dejan enfriar en una rejilla y a ir preparando el siguiente paso...

  Preparamos la crema:

  Tamizamos el azúcar glass. Lo batimos con la mantequilla y la leche, súper rápido, a velocidad máxima, con la batidora de varillas, ya sabéis... Imprescindible para las/os súper reposteras/os!! Añadimos el queso, éste tiene que estar recién sacado de la nevera, frío, vamos, y batiiiimoooos, primero a menos velocidad, y después, aumentando... Hasta que esté. Ésta crema os valdrá para cualquier cupcake que queráis preparar, por ejemplo va genial con los de zanahoria, (Otro día la receta) pero para éstos un último detalle. Cuando la crema esté casi, casi, añadimos las otras diez galletas oreo trituradas que teníamos reservadas. Batimos un minutín más y ya está. Súper rica. Os lo aseguro. Nada empalagosa.

  Ésta crema ha de conservarse en frío. Cuanto más batamos, mayor consistencia tendrá la crema.

  Y a decoraaaar!! (Como me gusta la manga pastelera pooor favoooor, jajajaja)

  Yo le puse, a algunas de ellas, una galletita oreo, o media... Como queráis...

 
 

 
 

 
 



    Espero que probéis y os gusten muuucho.

    ¡¡Beeesaaaaazos, como siiiiempreeee!!

 
 

lunes, 25 de febrero de 2013

MUFFINS DE CHOCOLATE, CON PEPITAS DE CHOCOLATE BLANCO Y NEGRO....


  ¡Hooola! Ya casi ha pasado el lunes, y para endulzar la semana que aún queda pendiente, nada mejor que unos muffins de chocolate, ¿no? Para desayunar o merendar, están deliciosos.




 La receta no es mía, es de Bea, de El Rincón de Bea, un blog que visito mucho y que me encanta, y del que he aprendido muchísimo, y que os lo recomiendo, http://www.elrincondebea.com/2008/01/muffins-de-chocolate.html Están esponjosos y muy ricos.

 Receta: (La he modificado un poquinín) Ingredientes:

- 300 gr. harina repostería.

- 150 gr. azúcar moreno.

- 1 cucharadita de café de levadura química, tipo Royal.

- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.

- 5 cucharadas de cacao sin azúcar, (Yo usé uno que tengo de Valor)

- 180 ml de leche entera.

- 2 huevos XL.

- 150 gr. mantequilla en pomada.

- 150 gr. chocolate. Usé Nestlé Postres Negro.

- 200 gr. pepitas chocolate. (Usé 100 gr. pepitas chocolate negro, y 100 gr. de chocolate blanco)


Súper fácil de hacer.

Primero se mezclan los ingredientes secos: Harina, azúcar, levadura, bicarbonato y cacao. No hace falta tamizar la harina. Reservar.

Para preparar el chocolate hacemos lo siguiente: Lo introducimos en el micro unos segundos, con un pelín de mantequilla y un par de cucharadas de leche. Vamos sacando y volviendo a meter hasta que esté listo, con cuidado que no se nos queme. Una vez conseguido lo mezclamos con el resto de leche.

Después de mezclan los ingredientes húmedos: Huevos, mantequilla y el chocolate desecho en la leche.

Por último se mezcla lo seco y lo húmedo, pero no demasiado, lo justo para que quede todo integrado, y añadimos las pepitas de chocolate...


 
 
Mezclamos un poco, y ya tenemos la mezcla lista para ir llenando las cápsulas...
 
 
 
  Preparaditas las cápsulas dentro de los diferentes moldes que tengo. Así aprovecho todos los huevos de la bandeja y puedo hacer más de doce de una tanda, me caben, estratégicamente colocados, jejeje, unos quince...



 
 
 
Aquí ya con la mezcla dentro. Yo lo añado con una cuchara de helado, así más o menos siempre echareis la misma cantidad en cada cápsula. Y digo "más o menos" porque nos siempre es así, como se puede comprobar en las fotos... jejeje...
 
Metemos al horno, precalentado, a 180 º, unos 20 min. Ya sabéis, lo de siempre, no abrir el horno hasta pasados, en éste caso, los primeros 15 minutos, y después comprobar si está con un palito.


 
 
Una vez hechos, dejar enfriar en una rejilla...


 
 
Recién salida del horno, aún con el molde de silicona, se aprecian perfectamente las pepitas de chocolate...



  

 


 
 
Momento café... Me encanta la foto que se aprecia detrás, qué recuerdos tan agradables... Aaaaaiiinsss...
 

  

  



 
 
     ¡¡Cha Chaaan!!

    ¡¡Y ésto es toooodoooo por hoyyy!!

    ¡¡Muuuuuuuacks a miiiiileeees!!




sábado, 23 de febrero de 2013

Tartas Arcoiris, cubierta con buttercream de queso... Mmmmm....



 ¡¡Hoooola!! Voy a ir publicando todo lo que tengo archivado de tiempo atrás para ir cumpliendo con mi objetivo de tener un blog en condiciones, jejeje...




  Para hoy he pensando publicar éstas tartitas que le hice a mi sobrino Óscar, y a mi cuñado Miguel.

  Realmente pensaba hacer una tarta para los dos, lo celebran siempre juntos pues cumplen años con dos días de diferencia, pero al final hice un bizcocho taaan grande que me salieron dos tartas y así todo me sobró bizcocho... :S

  Como el clásico bizcocho de yoghourt me gusta mucho lo jugoso que me queda, decidí hacer uno, doblando los ingredientes, pensando que me quedaría una tarta de unas seis capas, pues la intención era teñir cada capa, y que me quedara una tarta arcoiris por dentro, de ésas que dices, al cortarla, "¡Alaaaa, qué bonitaaaaa!" pero al final me salió un suuuuper bizcocho, como ya os he dicho, y entonces, pensando que si lo hacía en una sola tarta aquello iba a parecer la torre de Pisa, decidí hacer dos...

  Si el bizcocho clásico de yoghourt es tan simple como:

 - 1 yoghourt, a ser posible de limón.

 (Medida de ése yoghourt)

 - 3 medidas de harina de repostería

 - 2 medidas de azúcar (Se puede usar azúcar moreno, a mi me gusta más)

 - 1 medida de aceite. Aconsejan aceite de girasol, por el tema de la suavidad en la repostería, pero yo uso de oliva virgen extra, porque es el único que tengo en casa, pero a gustos...

 - 4 ó 5 huevos, depende del tamaño, yo suelo emplear siempre cinco, y eso que compro huevos tamaño grande, pero bueno, se puede con cuatro.

 - La ralladura de un limón, yo también añado un poquinín de zumo del mismo limón que estoy rallando.

 - Un sobrecito de levadura química (Royal, por ejemplo)

 - Esencia de vainilla, o de limón, un poco, si tenéis en casa, si no, no pasa nada. A falta de la esencia, y si se tiene, o quiere, se puede añadir un "chorrito" de ron añejo, jijijiji...

  En éste caso, dupliqué las cantidades, por lo explicado anteriormente...


  Modo de hacerlo:  ( Simple, simple, siiimpleeee... )

  Primero echamos el yoghourt en el bol donde vamos a hacer el preparado, y utilizamos el mismo vaso del yoghourt como medida.

  Batimos los huevos junto con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee, y después, le añadimos la levadura, junto con la harina tamizada y el aceite.

  Usaremos la batidora de varillas, sin dejar de batir con cada ingrediente que vayamos añadiendo, o si paramos, batiendo de nuevo cada uno que añadamos.

  Untamos mantequilla al molde que vayamos a hornear, para que no se pegue y se desmolde bien, o un spray que facilite el desmoldado. Y una vez que tengamos la mezcla preparada la echamos dentro del molde.

  El horno debe estar precalentado a 180º, y una vez que metamos el bizcocho yo lo bajo a 165º, 170º, y el tiempo, pues depende del horno, unos 35 - 40 min. Con calor arriba y abajo, pero lo de siempre. No abrir la puerta del horno hasta que no hayan pasado mínimo 30 minutos. Después de éste tiempo ya podemos ir haciendo la prueba del palillo, cuchillo, lo que utilicemos, para ver si ya está hecho.

  Y ya sólo queda, una vez horneado, dejar enfriar un poco, en una rejilla, en el propio molde, y desmoldar y dejarlo enfriar del todo. Ya está nuestro bizcocho. Tierno, jugoso, y que gusta a todo el mundo.

  Yo, en éste caso, y como quería hacer el arcoiris, lo que hice fue dividir la mezcla del bizcocho en varios tupper, para ir tiñendo de colores:


 

  Usé los tintes Wilton. Intenté echar la misma cantidad de mezcla en cada tupper (me vinieron de perlas los tupper de comida china, porque después de su uso, a la basura que fueron), para que cada bizcocho me quedara igual, y ya fui tiñendo... Y al horno cada bizcochito, vaya tardecita de horno, madre mía, luego me quejo de la factura de luz... ¡Aaaah! ¡ojooo! Los tiempos de horno de éstos bizcochos cambian, no es lo mismo hornear un bizcocho grande que cada uno de éstos bizcochitos, creo recordar, que los dejé unos diez minutos cada uno de ellos, más o menos, ya lo vais viendo...

  Una vez hechos y fríos, los envolví en film y preparé el almíbar y el buttercream.

  Para el almíbar no me compliqué, lo hice con media taza de agua, media taza de azúcar, y cucharadita de esencia de vainilla y un pelín de licor de naranja que tenía por casa, pero ná, un pelín de ná... jejeje...  Y ya sabéis como se hace, pues nada, en un cazo ponemos al fuego el azúcar con el agua y la esencia, lo llevamos a ebullición y dejamos que hierva unos 5 minutos más o menos. Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente antes de usar, tiene que estar frío para untarlo en los bizcochos.

  Cada bizcocho lo empapé de almíbar, y lo dejé reposar mientras hacía el buttercream.

  Buttercream de crema de queso, rico, riiiicoooo:

  - 250 gr de queso Philadelphia, u otra marca, a temperatura ambiente.

  - 500 gr de mantequilla sin sal, muy importante, sin sal,  a temperatura ambiente también.

  - 400 gr de azúcar glass, en la receta que vi en internet, no recuerdo la página, ponía, 450 gr. pero a mi me fue bien con ésta cantidad...
 
  - 1 cucharada de esencia de vainilla.

  - 2 cucharadas de leche entera, yo no tenía y le puse de Omega 3, jajaja, pero bueno, no pasa nada...
 
  Batimos con la batidora de varillas la mantequilla, y cuando tenga la consistencia de una pomada, le añadimos el queso, la leche y la esencia, y mezclamos bien.
 
  Cuando estén perfectamente unidos, agregamos, muy poco a poco, el azúcar glass tamizado. Sí, tamizamos también el azúcar glass.
 
  Tuve que hacer más mezcla, porque para las dos tartas no me llegó, y a ésta última buttercream que hice le añadí ganaché de chocolate blanco, es decir, derretí al baño maría el chocolate blanco con un poco de nata o leche, como queráis, y cuando ya tenía el buttercream hecho lo mezclé con el chocolate blanco sin batir, mezclándolo con una cuchara con movimientos envolventes.
 
  Ésta mezcla de chocolate blanco y buttercream la usé para untar cada piso de la tarta, y la primera que hice para cubrir las tartas, porque me había quedado más líquida y venía mejor para eso...
 
  Y aquí van las fotitos...
 
 
 
   Le puse unos corazoncitos de azúcar de adorno...
  
  
 
 



 
 
  Con Minnie queda mucho más mona... Qué muñequita más femenina, me encanta... Jajajaja... Me río cuando me acuerdo de la cara de mi cuñado y mi sobrino al ver la tarta... Les dije, "Sí, es muy femenina, pero es muuuuy bonita, y lo mejor, está buenísima"

 
 
 
 
  El corte de la tarta. Para ésta elegí verde, rosa, y marrón. Qué rico estaba el buttercream de chocolate blanco, madre mía.. Fino y exquisito... Churrupita que es una, oiga ;)

 
               
 
 




 
 Y ahora la otra:
 
 
 
  A ésta le adorné con emanems grandotes de colores, y le puse a Patricio, que le gusta mucho a mi sobri...

 
 
 
 
 
 
  El arcoiris... Azúl turquesa, amarillo, salmón, y marroncito, se supone que era morado, pero con la cocción cambió el color.. (Disculpad por la foto, no sé que me ha pasado al recortarla para colgarla... )


 
  Ésta foto también está fatal, prometo ir mejorando. Cuando hice éstas fotos no pensaba para nada en el blog, y no usaba Mi super Nikon, jiijijiji...


  Y hasta aquí la entrada de hoy... Espero que os hayan gustado mis tartitas, ya os digo que si probáis os van a gustar mucho. Y en cuanto al arcoiris queda super chulo cuando se parte la tarta...

  Siiiiempreeee duuuulceee se deeeespiiideee hasta muuuuy prooonto!!!

  Beeeesaaaazos para siiiieeeempreeee!!!



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 




viernes, 22 de febrero de 2013

¡¡Chuuucheees para tooodooos!!


 
¡¡Buuuuenaaas!! Ya es viernes, qué gusto! Con tiempo para poder dedicarme a lo que me gusta, jijiji!

  Hoy os voy a poner como hacer una tarta de chuches, que son súper fáciles, y quedan tan bonitas o más, que las que venden en las tiendas, y sobre todo la satisfacción de haberla hecho uno mismo, y poder personalizarla a tu antojo, y según tus gustos.




Siempre Dulce Cocinillas
 Bueno, pues es una tarta súper fácil de hacer, de verdad. Pero vamos con el paso a paso...

  Primero, disculpad por la foto, no se aprecia la vela de Mickey, ni el detalle que le puse encima de Rayo, de los Cars. Quise hacer después más fotos, pero visto y no visto, faltaba media tarta, como se puede apreciar por unas nubes ya mordidas, incluso en ésta foto, jejee... Así que fue imposible hacer una foto en condiciones.  

  Empezamos con la base, en éste caso, de porexpan, tres capas, desde abajo a arriba, de mayor a menor. La hice de tres capas, redondas, y así las recorté con un cutter. Pero se puede hacer con menos pisos y cuadradas, por ejemplo. Va en gustos...

  El porexpan se forra, para que no vaya directamente en contacto con las chuches, mucha gente lo forra con papel de alumunio, albal vamos, (o la marca que se quiera) pero yo prefiero forrarlo con papel de regalo bonito, en éste caso uno rosa liso, porque así, cuando vayan faltando chuches no queda tan mal...

  Y ya empezamos con las chuches, como veis, cada piso va forrado con nubes dobladas boca abajo, pinchadas con un palillo de colorines, en éste caso, todas las chuches las he pinchado con el mismo tono, en verde, entre piso y piso, puse una capa de tiras de regaliz rosa de pica-pica, mmmm, y en el segundo piso fresas, y entre fresa y fresa, un plátano. Y en el final, en la capa más pequeña de arriba, besos de fresa, o sea, chuches de labios. Y ya ahí aproveché para poner la vela de Mickey, y el detallito del cochecito.

  Ya por último se forra con papel celofán y se ata con un bonito lazo, por ejemplo, o gomitas de colores, lo que se os ocurra... Así no se endurecerán las chuches hasta que la llevéis al cumple, la regaléis, lo que sea! Jejeje...

  En vez de porexpan se puede utilizar lo que se vende para las plantas, a ver cómo lo explico, el corcho verde de las floristerías, que también lo venden en las tiendas "de todo a cien" Jejeje, ya no se usa éste término, pero bueno, ya me entendéis... Porque el porexpan a veces es complicado de conseguir... Pero si utilizáis el corcho verde éste del que os hablo forrarlo bien, porque suele desprenderse con facilidad, y luego las chuches van a la boca de los peques, y no tan peques.... Jejeje...


  La siguiente tarta la hice para el siguiente cumple de mi chiquitín, en éste caso más grande porque había más invitados, y al final sobraron golosinas para aburrir...


 

 

 



  En éste caso la hice también de tres pisos, cuadrados, y también forré el porexpan con papel de regalo rosa, se puede apreciar en las fotos, no hace falta mucha explicación pues se ve muy bien como lo decoré y qué chuches puse.

  Lo que si aconsejo es utilizar más o menos un mismo tono de color, alternando un poquito, pero vamos, va en gustos, pero mezclar muuchos colores y diferentes tipos de golosinas no suele quedar bien.

  Los palillos de colorines los podéis comprar por ejemplo en Mercadona o cualquier gran superficie.

  Para éste cumple le pusimos unos muñequitos de una de sus pelis preferidas "Monstruos S,A", y unas piruletas que compré de una nube grande y de un cochecito de Cars.

  Lo forré con papel celofán de lunarcitos blanco, y lo até todo con papel seda rosa, poniéndole éste mismo papel en la base, rodeándolo.

  Gustó mucho a todo el mundo.

  Pues hasta aquí las tartas de golosinas, espero que os haya gustado a vosotros también, y que os animéis a hacer alguna si surge la ocasión... Ya veréis que sencillitas son de hacer...

  Buen fin de semana y que descanséis, o hagáis lo que tengáis que hacer... Beeeesooos! Siiiiempre Beeesos!!




martes, 19 de febrero de 2013

Tarta Mario Bros, para mi niño, Alberto. Ilusión en estado puro...


 

  ¡Hooola! Os presento esta tarta Fondant de Mario Bross, me la pidió mi hijo, y no pude negarme... He de reconocer que el fondant no me hace mucha gracia, como sabor y tal, pero si es verdad que quedan unas tartas preciosas...



 

Es de las primeras tartas fondant que hice, de ahí todos los fallos que tiene... Pero bueno, poco a poco se va mejorando... No?





 




 
  Mis niños, Alberto y Eloy... No son de fondant, pero, para mi, son los más dulces y hermosos pastelitos que he hecho... Jejeje... Para comérselos enteritos :D




 
 
  La tarta era un bizcocho clásico de yoghourt, el de toda la vida, relleno de almíbar y dulce de leche, y cubierto con chocolate para que agarrara el fondant.

  Éste bizcocho, para tartas fondant, sólo se puede usar, cuando no se vaya a poner mucho peso sobre la tarta, pues al ser tan jugoso, no aguanta tanto peso como por ejemplo el famoso Madeira Sponge Cake... Que suele ser el que se utiliza para éste tipo de tartas. Pero lo dicho, en éste caso, y ya que no iba a añadir figuras grandes ni nada, preferí que fuera una tarta jugosa y rica. Pues lo normal es que la gente vaya retirando el fondant, por lo dulzón que es... Así que al menos que quede una tarta rica, no?

  Voy a practicar con otros tipos de fondant que me han recomendado, y he comprado en la página de María Lunarillos, y ya os contaré que tal de sabor, y cómo se trabaja con ellos...

  Siempre Besos... Como SIEMPRE!!


¡BOB ESPOOOONJA! YA LLEGÓOOO!! Primera entrada... No sé ni por dónde empezar... Mmmmmm....


 
  Hola, comenzaré diciendo que cuando creé éste blog (Ha estado mucho tiempo solito y vacío, sin que escriba ninguna entrada) comprobé que estaba disponible el título. Y cual es mi sorpresa, que hoy, al buscarme, en google, veo que existe otro blog con el mismo nombre "Dulce Cocinillas" Por lo que he añadido el "siempre" delante... Jejeje...

  Así que hoy, y SIEMPRE, dedicaré éste blog a mis dos dulces cocinillas, a mis dos cachorritos que me hacen ser feliz SIEEEEMPRE!!

  La tarta que publico hoy se la hice al peque, por su tercer cumpleaños. Ya existen muuuchas tartas de Bob Esponja por la web, pero como ésta ninguna, jejeje... Porque ésta la hice yo con toooodo mi cariño y con éstas manitas... Espero que os guste...

  Hoy para empezar sólo publico esto, ya iré añadiendo las recetas, los "paso a paso" de cómo lo hice, etc... Paciencia conmigo porfi, que soy novata y no me quiero saturar...

    El bizcocho era un brownie de tres pisos, impregnado en almíbar de naranja, relleno de dulce de leche, y bañado en ganaché de chocolate.

   Las rayas de los calcetines están pintadas con rotulador comestible azúl y rojo.  Quedan taaan monooos... Jejeje...

 
   
 
 
 
               

 
 

 
 

 





 
                        



 

   La envolví en papel celofán antes de que llegaran los invitados, para su conservación.
 
  Y después, la degustación... MmmmMmmmm... Da penita cuando empiezan a faltarle la nariz, etc, pero para eso está, para comérselaaaa...
 

   Besazos, Siempre Besazos!!

   Siempre dulce cocinillas...