Google+ Followers

sábado, 23 de febrero de 2013

Tartas Arcoiris, cubierta con buttercream de queso... Mmmmm....



 ¡¡Hoooola!! Voy a ir publicando todo lo que tengo archivado de tiempo atrás para ir cumpliendo con mi objetivo de tener un blog en condiciones, jejeje...




  Para hoy he pensando publicar éstas tartitas que le hice a mi sobrino Óscar, y a mi cuñado Miguel.

  Realmente pensaba hacer una tarta para los dos, lo celebran siempre juntos pues cumplen años con dos días de diferencia, pero al final hice un bizcocho taaan grande que me salieron dos tartas y así todo me sobró bizcocho... :S

  Como el clásico bizcocho de yoghourt me gusta mucho lo jugoso que me queda, decidí hacer uno, doblando los ingredientes, pensando que me quedaría una tarta de unas seis capas, pues la intención era teñir cada capa, y que me quedara una tarta arcoiris por dentro, de ésas que dices, al cortarla, "¡Alaaaa, qué bonitaaaaa!" pero al final me salió un suuuuper bizcocho, como ya os he dicho, y entonces, pensando que si lo hacía en una sola tarta aquello iba a parecer la torre de Pisa, decidí hacer dos...

  Si el bizcocho clásico de yoghourt es tan simple como:

 - 1 yoghourt, a ser posible de limón.

 (Medida de ése yoghourt)

 - 3 medidas de harina de repostería

 - 2 medidas de azúcar (Se puede usar azúcar moreno, a mi me gusta más)

 - 1 medida de aceite. Aconsejan aceite de girasol, por el tema de la suavidad en la repostería, pero yo uso de oliva virgen extra, porque es el único que tengo en casa, pero a gustos...

 - 4 ó 5 huevos, depende del tamaño, yo suelo emplear siempre cinco, y eso que compro huevos tamaño grande, pero bueno, se puede con cuatro.

 - La ralladura de un limón, yo también añado un poquinín de zumo del mismo limón que estoy rallando.

 - Un sobrecito de levadura química (Royal, por ejemplo)

 - Esencia de vainilla, o de limón, un poco, si tenéis en casa, si no, no pasa nada. A falta de la esencia, y si se tiene, o quiere, se puede añadir un "chorrito" de ron añejo, jijijiji...

  En éste caso, dupliqué las cantidades, por lo explicado anteriormente...


  Modo de hacerlo:  ( Simple, simple, siiimpleeee... )

  Primero echamos el yoghourt en el bol donde vamos a hacer el preparado, y utilizamos el mismo vaso del yoghourt como medida.

  Batimos los huevos junto con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee, y después, le añadimos la levadura, junto con la harina tamizada y el aceite.

  Usaremos la batidora de varillas, sin dejar de batir con cada ingrediente que vayamos añadiendo, o si paramos, batiendo de nuevo cada uno que añadamos.

  Untamos mantequilla al molde que vayamos a hornear, para que no se pegue y se desmolde bien, o un spray que facilite el desmoldado. Y una vez que tengamos la mezcla preparada la echamos dentro del molde.

  El horno debe estar precalentado a 180º, y una vez que metamos el bizcocho yo lo bajo a 165º, 170º, y el tiempo, pues depende del horno, unos 35 - 40 min. Con calor arriba y abajo, pero lo de siempre. No abrir la puerta del horno hasta que no hayan pasado mínimo 30 minutos. Después de éste tiempo ya podemos ir haciendo la prueba del palillo, cuchillo, lo que utilicemos, para ver si ya está hecho.

  Y ya sólo queda, una vez horneado, dejar enfriar un poco, en una rejilla, en el propio molde, y desmoldar y dejarlo enfriar del todo. Ya está nuestro bizcocho. Tierno, jugoso, y que gusta a todo el mundo.

  Yo, en éste caso, y como quería hacer el arcoiris, lo que hice fue dividir la mezcla del bizcocho en varios tupper, para ir tiñendo de colores:


 

  Usé los tintes Wilton. Intenté echar la misma cantidad de mezcla en cada tupper (me vinieron de perlas los tupper de comida china, porque después de su uso, a la basura que fueron), para que cada bizcocho me quedara igual, y ya fui tiñendo... Y al horno cada bizcochito, vaya tardecita de horno, madre mía, luego me quejo de la factura de luz... ¡Aaaah! ¡ojooo! Los tiempos de horno de éstos bizcochos cambian, no es lo mismo hornear un bizcocho grande que cada uno de éstos bizcochitos, creo recordar, que los dejé unos diez minutos cada uno de ellos, más o menos, ya lo vais viendo...

  Una vez hechos y fríos, los envolví en film y preparé el almíbar y el buttercream.

  Para el almíbar no me compliqué, lo hice con media taza de agua, media taza de azúcar, y cucharadita de esencia de vainilla y un pelín de licor de naranja que tenía por casa, pero ná, un pelín de ná... jejeje...  Y ya sabéis como se hace, pues nada, en un cazo ponemos al fuego el azúcar con el agua y la esencia, lo llevamos a ebullición y dejamos que hierva unos 5 minutos más o menos. Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente antes de usar, tiene que estar frío para untarlo en los bizcochos.

  Cada bizcocho lo empapé de almíbar, y lo dejé reposar mientras hacía el buttercream.

  Buttercream de crema de queso, rico, riiiicoooo:

  - 250 gr de queso Philadelphia, u otra marca, a temperatura ambiente.

  - 500 gr de mantequilla sin sal, muy importante, sin sal,  a temperatura ambiente también.

  - 400 gr de azúcar glass, en la receta que vi en internet, no recuerdo la página, ponía, 450 gr. pero a mi me fue bien con ésta cantidad...
 
  - 1 cucharada de esencia de vainilla.

  - 2 cucharadas de leche entera, yo no tenía y le puse de Omega 3, jajaja, pero bueno, no pasa nada...
 
  Batimos con la batidora de varillas la mantequilla, y cuando tenga la consistencia de una pomada, le añadimos el queso, la leche y la esencia, y mezclamos bien.
 
  Cuando estén perfectamente unidos, agregamos, muy poco a poco, el azúcar glass tamizado. Sí, tamizamos también el azúcar glass.
 
  Tuve que hacer más mezcla, porque para las dos tartas no me llegó, y a ésta última buttercream que hice le añadí ganaché de chocolate blanco, es decir, derretí al baño maría el chocolate blanco con un poco de nata o leche, como queráis, y cuando ya tenía el buttercream hecho lo mezclé con el chocolate blanco sin batir, mezclándolo con una cuchara con movimientos envolventes.
 
  Ésta mezcla de chocolate blanco y buttercream la usé para untar cada piso de la tarta, y la primera que hice para cubrir las tartas, porque me había quedado más líquida y venía mejor para eso...
 
  Y aquí van las fotitos...
 
 
 
   Le puse unos corazoncitos de azúcar de adorno...
  
  
 
 



 
 
  Con Minnie queda mucho más mona... Qué muñequita más femenina, me encanta... Jajajaja... Me río cuando me acuerdo de la cara de mi cuñado y mi sobrino al ver la tarta... Les dije, "Sí, es muy femenina, pero es muuuuy bonita, y lo mejor, está buenísima"

 
 
 
 
  El corte de la tarta. Para ésta elegí verde, rosa, y marrón. Qué rico estaba el buttercream de chocolate blanco, madre mía.. Fino y exquisito... Churrupita que es una, oiga ;)

 
               
 
 




 
 Y ahora la otra:
 
 
 
  A ésta le adorné con emanems grandotes de colores, y le puse a Patricio, que le gusta mucho a mi sobri...

 
 
 
 
 
 
  El arcoiris... Azúl turquesa, amarillo, salmón, y marroncito, se supone que era morado, pero con la cocción cambió el color.. (Disculpad por la foto, no sé que me ha pasado al recortarla para colgarla... )


 
  Ésta foto también está fatal, prometo ir mejorando. Cuando hice éstas fotos no pensaba para nada en el blog, y no usaba Mi super Nikon, jiijijiji...


  Y hasta aquí la entrada de hoy... Espero que os hayan gustado mis tartitas, ya os digo que si probáis os van a gustar mucho. Y en cuanto al arcoiris queda super chulo cuando se parte la tarta...

  Siiiiempreeee duuuulceee se deeeespiiideee hasta muuuuy prooonto!!!

  Beeeesaaaazos para siiiieeeempreeee!!!



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 




2 comentarios: