Google+ Followers

lunes, 27 de mayo de 2013

Tarta París, Oooh, la, laa...



  Hooola.

  Hace ya varias semanas que hice esta tarta a mi hermana Raquel, por su cumple, y a mi mami, por el día de la madre.

  El año pasado, por estas fechas, estábamos celebrando el día de la madre, y el cumple de Raquel en París. Fuimos todas las hermanas, como regalo de cumpleaños de mi madre. Así que pensé que sería una buena idea hacer esta tarta.

  Es tan bonito París, tan romántico, tan idílico, que es casi imposible plasmarlo en tarta, pero bueno, lo intenté, dándole un aire como de dibujo infantil. Y así me quedó:



  Puse los monumentos más significativos, o al menos, los que más nos gustan: La Torre Eifel de chocolate, El Arco del Triunfo, El Sacré Coreur, El Moulin Rouge, desprendiendo amor con corazoncitos... Jejeje... Notre Dame...

  El Sena dividiendo la tarta, la zona verde de arbolitos intenta parecer “El Jardin des Tuileries", y luego la típica Boulangerie, los edificios, y una nubecita con lluvia, porque mucho Ciudad de la luz, pero no dicen que en París llueve día sí, y día también, así que, en la tarta dejo constancia de ello.

  Me han faltado mil cosas importantes, como el Louvre, La Bastille, y un largo etcétera... Pero bueno, no había espacio para más.

 










 He de decir que no tuve apenas tiempo de perfeccionar detalles, pues la hice el día anterior al cumple, y no había tiempo, me había hecho un dibujo en un folio a tamaño del bizcocho, e intenté respetarlo al máximo, pero con estas tartas, siempre acabas improvisando...



 
 
  El bizocho era de Yoghourt de vainilla, relleno y cubierto de buttercream de frambuesas. Muy rico, jeje, como siempre digo...
 
   Bueno, pues ya por fin os he enseñado esta tartita que tenía tantas ganas de compartir, más que nada, por dedicársela a mi querida familia.
 
  A mi madre, que sobra decir que la quiero con locura, amor incondicional, total.
 
 A mis hermanas, en las que incluyo a mi Elsi, pues es mi hermana pequeña. Que sin ellas, muchos momentos de mi vida hubieran sido muy distintos. Las quiero, ¡¡Muchísimo!!.
 
  Belinda, tu faltabas, pero no en nuestros corazones, a ti te dedico estas frases y estas fotos de la ciudad del amor, todo el que te daría, si aunque sea, te pudiera ver un sólo día. ¡Muacks!
 
  “Hermana: como las ramas de un árbol, crecemos en distintas direcciones pero nuestra raíz continúa siendo una sola. Así, la vida de cada una será siempre una parte esencial de la de la otra.”

  “Amar a una hermana es una devoción incondicional, narcisista y complicada, parecida al amor de madre. Las hermanas están inevitablemente conectadas, moldeadas por sus padres y comparten el mismo tesoro de recuerdos y experiencias.” Mary Bruno.
 
 
 
 
 
 













Y hasta aquí por hoy.
 
¡Besazos!
 
Siempre dulce cocinillas...
 


 
 
 
 
 
 


2 comentarios:

  1. Ruth, ¡qué bonito! Me han emocionado mucho tus comentarios. Podías haber puesto una foto con todas nosotras y mamá en París.

    Por cierto, la tarta estaba de muerte, como siempre. Quise quedarme con la Tour Eiffel, le Sacre Coeur y le Moulin Rouge (los puse de adorno en la alacena, pues son de fondant y se mantienen bien durante mucho tiempo) y cuando me he dado cuenta estos hijos míos se lo habían zampado...

    ResponderEliminar
  2. Graaaacias! Sabía que se iban a comer la T. Eiffel. Óscar la miraba con una cara como diciendo: " en cuanto te descuides" jajajaja!

    ResponderEliminar