Google+ Followers

jueves, 28 de noviembre de 2013

Pan casero, miga esponjosa, corteza crujiente...


  ¿Y qué más se le puede pedir a un pan? Casero, sin ningún aditivo raro, con miga esponjosa, blandita, blanca, aromática, y con una corteza crujiente... Pues yo creo, que no se le puede pedir nada más... Jejeje...

  ¡¡Buenos días a todos!! Que no había saludado con la emoción de describir el pan, jeje...

  Hoy os traigo una receta nueva, esta vez no es dulce, pero seguro que os va a venir muy bien, por si algún día queréis hacer pan casero sencillo y sin complicaciones... La satisfacción de comeros un pan hecho por vosotros os va a enganchar, os lo garantizo...

  Una foto del pan, primero, y ahora paso a detallar la receta, veréis qué fácil...




  Las tres barritas de pan son las que hice yo, los colines son comprados, jeje... Siempre me gusta poner diferentes tipos de pan cuando tengo invitados, y además, a mis hijos, les chiflan los colines, así que bueno, puse unos poquitos...

  Como veis, la barra de pan del medio parece diferente a las dos de los lados, y lo es, pero no en ingredientes, ni levado, si no en la forma de amasado. Ahora lo explico... La barra de la izquierda me quedó torcida, porque al amasarla la estiré tanto, para que me quedara tipo baguette, que, calculé mal, y luego... ¡No me cabía en el horno! ¡Jajaja! Así que tuve que torcerla un poco para que entrara enterita, jeje...


 

  Primero vamos con los ingredientes y después, el paso a paso, para que veáis lo sencillo, y fácil que es, y os animéis a hacerlo.

  Ingredientes:

  - 150 gr. harina integral; 350 gr. harina de fuerza; 10 gr. (aprox.) de sal; 350 gr. de agua; 25 gr. levadura de panadero.

  La harina de fuerza que empleé en ésta ocasión era de la marca "Harimsa" pero podéis emplear la que tengáis más a mano. Gracias a que mucha gente, se anima en casa, a hacer pan, y otras recetas que requieren harina de fuerza, cada vez la venden más en los supermercados, por ejemplo, en Carrefour, Mercadona, etc. También la venden por internet, en webs como por ejemplo "el amasadero" en la que tienen muy diversos tipos de harina.

  Y es que, es todo un mundo, lo de los diferentes grados de fuerza que existen en las harinas, y los diferentes tipos  de harinas que hay, y para qué se utilizan cada una de ellas... Pero es algo muy complejo, que hay que estudiar con detenimiento, pero si os gusta, o tenéis curiosidad, os recomiendo que leáis http://petiteboulangerie.blogspot.com.es/2009/09/clasificacion-de-las-harinas-de-trigo.html 

  A mi me encantó el post de esta bloguera, a la que sigo. Es muy útil, y, a groso modo, te haces una ligera idea de los diferentes tipos que existen. Nunca está de más aprender cosas nuevas, ¿no?

  Respecto a la levadura, yo utilicé levadura de panadero fresca, de la que necesita refrigerador, es un paquetito pequeño, en la que vienen dos mini paquetes de 25 gr. cada uno. Lo venden en supermercados, en la sección de refrigerados, donde están las masas de pizza, de empanadas, etc. También en la web de "el amasadero" que os he comentado antes, o incluso podéis preguntar a vuestro panadero de confianza.

  También hay levadura de panadero seca, que venden en supermercados, y viene en sobrecitos.

Otro día publicaré alguna receta de pan hecho con poolish, o pre-fermento, pero como hay que extenderse mucho para explicar todo lo de las "masas madre" os lo explico otro día, con receta incluida.

   En ésta ocasión, y por ser la primera receta de pan casero que publico, voy a explicaros la manera más sencilla de hacerlo. Así seguro que os atrevéis a probar.

  Yo la masa la amasé en panificadora, pero si no tenéis no pasa nada, se puede hacer, perfectamente, a mano, pero lógicamente, cuesta un pelín más, pero no porque se complique la labor, no, sencillamente, porque el amasado a mano requiere paciencia, que no te importe pringarte las manos, y fuerza en los brazos, jeje...

  Yo, la panificadora, la uso únicamente para el primer amasado. Me gusta, después de levarlo, meterlo en el horno. Primero, porque queda mucho más crujiente, y segundo, porque el horneado que hace la panificadora no me termina de convencer ni por el resultado, ni por la forma del pan que hace, que es la del cubo que tiene la panificadora.

  Yo esta panificadora la compré en el Outlet de Moulinex del Factory Nassica, de Getafe. Muy baratita, creo que me costó 40 euros. La mitad aproximadamente de lo que vale en tienda. Ya llevaba tiempo con el "run run" y el capricho de que quería una, porque había leído que era una maravilla para las masas, tanto de pan, como de pizza, y de bollería tipo suizos, etc, y estuve indecisa entre, esperar a la del Lidl, que todo el mundo hablaba muy bien de ella, o comprar esta, y al final me decanté por ésta opción.

  No sé cuál será mejor, imagino que la mía es de las más sencillita, pero para lo que la utilizo, y lo que me costó, ha cumplido, de sobra, su función...

  Os enseño una foto:

 
 
  Bueno, para los que no tenéis panificadora os explico:
 
  Modo de hacer pan casero, a mano:
 
  Disolver la levadura en el agua, poquito a poco, y deshaciéndola bien. Si templáis el agua unos segundines en el micro, os costará menos, pero ojo, un pelín.

  En un cuenco grande, mezclar la harina y muy poco a poco, el agua, y ve mezclando hasta que la harina haya absorbido todo el líquido. (Esto es lo peor de todo, porque vais a tener las manos súper pegajosas, y si intentáis quitaros la harina de un lado, os mancharéis ese lado, total, que si te acaba picando la mejilla, tendrás una masilla de harina con agua hasta por la cara, el pelo, jajaja, pero no desesperéis, ni digáis "¿¡¡Quién me mandará hacer pan, si bajando a la panadería lo tengo listo en un minuto por poco más de cincuenta céntimos!!?" Noooo, eso no se piensa, ya veréis después, la satisfacción de oler, y comer, un pan hecho por vosotros mismos... Así que, si estáis ahora justo en éste punto, ánimo compañeros!! Que enseguida empieza lo bueno!! Jajajaja!! Y he exagerado un poco con lo de la harina por todo vuestro cuerpo... ¡¡Que no es para tanto!!)

  Es el momento de añadir la sal e integrar todo. Sacamos la masa del cuenco y, por ejemplo en la encimera de la cocina, enharinada, empezamos a  amasar, hasta que quede una masa elástica. Calcular unos 15/20 minutillos.
 
  Pon la masa en un cuenco limpio y grande, pintado con aceite. Tápalo con un paño de algodón limpio, hay gente que lo pone ligeramente humedecido, y déjalo así, tapadito, hasta que la masa fermente, una hora y media aproximadamente. Es relativo lo del tiempo, sobre todo, dependiendo de la temperatura que haya... Pero para que os orientéis, hasta que doble su volumen.

  Un truquillo, cuando lo destapéis, si veis que ya ha crecido bastante, pero así todo dudáis, hundir el dedito en la masa, bajará, y si vuelve de nuevo a su ser es que ya está.

  Ahora toca sacar la masa otra vez, ponerla sobre la encimera, y volver  a amasar un poco, antes de darle la forma deseada.

  Sobre el tipo de amasado también hay un sinfín de tutoriales y vídeos explicativos. Yo he visto un montón, porque todo este mundillo del levado de masas me fascina, el momento en que una masa en tus manos no se pega, y luego ves como ha crecido, y sientes esa "vida" buuuffff... Jajajaja, pensaréis que exagero, pero es que, de verdad, me encanta todo este proceso. La cocina en general me da mucha paz, me fascina, pero el tema de las masas, y la repostería, indagar, investigar, probar, y acertar. ¡Me encanta, me vuelve loca! ¡¡Jajaja!!...

  Os dejo un par de enlaces de amasado que a mi me han ayudado mucho, y me han servido los consejos para esta receta, y para otras, http://www.youtube.com/watch?v=k7F5t3bL43Y y http://petiteboulangerie.blogspot.com.es/2009/12/como-amasar-mano-metodo-frances.html

  De todos modos, os recomiendo, el blog que os he comentado antes, de "petiteboulangerie".  En él, hay sencillos tutoriales, vídeos, y todo tipo de explicaciones sobre masas, amasados, pre-fermentos, levaduras, harinas, en fin, todo un mundo el del pan, del que yo, soy, sólo, una aficionada. :)




 En mis panes usé dos tipos de amasado, como podéis ver no son iguales, dividí la masa en tres, dos de ellas iguales y más pequeñas que la tercera, cada amasado lo hice similar a los videos de los enlaces que os he puesto. Probar a verlos, y atreveros.

  Justo cuando terminéis de amasar, y de darle la forma deseada, podéis espolvorear con un poco de harina por encima. Si lo hacéis con un colador quedará mejor, más profesional, jeje, y le da un aire rústico al pan, como podéis ver en las dos barritas alargadas de los lados, que han creado como una cortecita ¿Lo veis?




  También podéis probar a echar por encima algún tipo de semilla, como por ejemplo sésamo.

  Ahora, con un cuchillo bien afilado, hacerle unos cortes muy rápidos, sin hundir el cuchillo.
 
  Dejar de nuevo la masa, que fermente por segunda vez, tapadita. Va a volver a crecer bastante la masa, os lo advierto para que dejéis una separación considerable entre una barra y otra...
 
  Precalentar el horno a 240º, o al máximo de tu horno. Es muy importante que esté muy bien precalentado, que al comienzo del horneado tenga una alta temperatura.
 
 
 
 
  El truco para una corteza crujiente es espolvorear agua dentro del horno antes, y durante el horneado. También suelo poner un cuenco apto para horno en el suelo del mismo, con agua dentro, esto creará una humedad y una condensación, que hará que la corteza quede crujiente, tal y como a mi me gusta.
 
   Y ya, sin más, meter la bandeja con el pan al horno y dejar unos 10 minutos. Después de los primeros diez minutos, bajamos la temperatura a 200º, y dejamos que se haga durante media hora más, aproximadamente, dependerá del tamaño de las barritas de pan, etc.
 
  Ahora un truquillo de algo que he hecho alguna vez, y me gustó mucho como quedó. Es voluntario, en la receta de las fotos no lo hice, pero si muchas otras veces, y me gusta el resultado. Probar, si queréis, a preparar, en un vaso, un poco de aceite de oliva virgen extra, unas cucharaditas de agua, y por ejemplo ajo molido, y alguna especie, la que más os guste, yo alguna vez he usado perejil picado, estragón, comino, hinojo, cilantro, la que tengáis a mano, o la que os guste más... Y esta mezcla, untársela al pan antes de meterlo al horno.
 
  Otro asunto importante. Las piedras de hornear son estupendas para el pan, la pizza, para todo lo que os hablaba de la corteza crujiente.
 
  No valen muy caras y merecen la pena, yo he notado una gran diferencia en hornear con piedra, y sin ella. La podéis comprar por internet, como hice yo, y no son muy caras. Yo dejo la piedra dentro del horno con el precalentado, y después coloco el pan directamente sobre ella.
 
 
 
 
  Y una vez hecho, ya sólo queda dejarlo enfriar, y ¿listo! ¡Habéis hecho vuestro propio pan! Lo pongo así, con exclamación, pues yo, la primera vez que lo hice sentí mucha ilusión.
 
  A mi, en ésta ocasión, la barra grande, se me tostó más de la cuenta, pero es que en casa gusta así, casi quemadito, pero vamos, eso ya lo vais viendo vosotros, y lo podéis sacar del horno cuando creáis que ya se ha tostado lo suficiente, para vuestro gusto.
 
 
 
 
  Modo de hacerlo en panificadora:
 
  Poner los ingredientes húmedos primero: En este caso, el agua, después añadir la harina mezclada con la levadura, y la sal a un ladito, sin que roce la levadura.

  Poner el programa de amasado a funcionar, en el caso de mi panificadora, el programa 11 (de sólo amasado y levado).

  Yo, lo que hago, es ponerlo a amasar, amasa durante los primeros cinco minutos, después hace un pequeño levado, y vuelve a amasar de nuevo, bien, pues yo, después de los primeros cinco minutos, la paro, y la pongo de nuevo, y así sucesivamente, hasta que está todo amasado, o que veo que ya está suficientemente amasado, lo notas cuando ves que la bolita de masa se separa fácilmente de las paredes, y la tocas, y es manejable.
 
  A partir de aquí, se hace igual que como he explicado antes, es decir, los levados y amasados posteriores son todo a mano.
 
  Como veis, yo la panificadora sólo la uso para la parte de mezclar los ingredientes y ponerte perdido, esto me lo evito... Jijiji... El resto, prefiero hacerlo al modo tradicional.
 
 

 
 


  Y bueno, hasta aquí la receta de pan de hoy.

  Espero que os haya gustado, y prometo publicar más recetas de masas, de pizza, que me sale genial, de diferentes tipos de panes, de bollería para desayunos y meriendas, en fin... Poquito a poco, quiero ir añadiendo este tipo de recetas al blog. Porque, me encanta la repostería creativa y decorada, pero también la tradicional.

  Gracias por estar ahí. Y quiero aprovechar para dar las gracias por vuestro apoyo, y por vuestros votos diarios en https://www.facebook.com/pages/My-Lovely-Food-Online-Fresh-Shop/101953666560383?sk=app_451684954848385&brandloc=DISABLE&app_data=view-vote%2Cfor-1652305 Para los que no lo sepáis, participo en un concurso a la mejor galleta navideña, y para el día que el jurado decida al ganador, debo estar entre las diez primeras, porque de lo contrario quedo excluida, y gracias a todos vosotros, mis galletas, ocupan el tercer puesto. ¡¡Graaaaciiiiaaas!!
Y, a modo de recordatorio, podéis seguir votando una vez al día, hasta el 26 de diciembre... ¡Ah! Se me olvidaba, para los que no la conozcáis, y queráis votarme, mis galletas son las de Papá Noel durmiendo en la camita con el reno, el título es "Dulce Navidad para tod@s"

  Bueno, pues lo dicho, nos vemos, en breve, con más recetas. ¡¡Muuuuuacks!!

  Siempre dulce cocinillas...


 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Galletas Navideñas... "Dulce sueño de Papá Noel"...


  ¡Hooola!

  Vengo cargadita de galletas, de ilusión, ¡¡y de concursos!!

  Os voy a presentar las galletas con las que participo en dos concursos muy dulces y navideños.

  Pero antes de deciros cuales son os enseño las galletas, ¿no?

 


  Aunque no lo parezca son galletas. Las mismas galletas de mantequilla que hago siempre, y es que esta masa nunca falla y son perfectas para decorar. Resistentes, y lo mejor de todo, el sabor, a la típica pasta de té de sabor fino avainillado, mantequilloso, pero nada pesado.

  Y como os decía, todo son galletas, la base grande, que he cubierto con fondant simulando el suelo de madera, es una galleta de 20 centímetros, ésta la hice a parte de las demás, pues el tiempo de horneado varía, está claro, en este diámetro, y temía que se quemara por los bordes y quedara menos hecha por el centro, pero nada, me salió perfecta, ya tengo un control absoluto con mi horno con respecto a la hornada de las galletas... Jejeje...

  También son galletas la base y el cabecero de la cama, la parte de abajo de la mesilla de noche, la mesita en donde Papá Noel ha dejado un platito con galletitas típicas navideñas, los hombrecillos de jengibre, y un tazón de leche, el árbol de navidad... En fin, todo, a excepción, claro está, de Papá Noel, el reno dormilón, y el resto de muñequitos, juguetitos, y regalos que he modelado con fondant de azúcar, al que añadí un poco de polvo de tilosa para poder trabajar mejor.

  Los sobres que contienen tooodaaas las cartas de los niños del mundo pidiendo sus regalitos a Papá Noel, también están hechos con fondant, y pintados con rotulador comestible, al igual que la interminable carta que contaba taaantas cosas que mira como dejó al pobre Papá Noel, ¡agotado! Jeje...

  Os muestro más fotos para que veáis bien los detalles...

  El saco con todas las cartas de los niños...



  Papá Noel siempre tiene adornada su casa con motivos navideños, y va preparando con muuucha antelación todos los regalos que posteriormente entregará casa por casa...

 
 
  La muñequita y el osito de peluche ya están listos al lado del saco, y aprovechando el descuido, el pequeño roedor (que éste sí que es de verdad, y no un juguete) se quiere llevar la piruleta... Qué mono con su gorrito navideño...
 

 
 
 
  Papá Noel se ha tomado su tacita de leche con unas galletitas de jengibre antes de irse a dormir...
 





  De lo cansado que estaba sólo le ha dado tiempo a quitarse el cinturón y las botas...



  Da gusto verlos dormidos plácidamente... El reno con la patita encima de los pies de la cama... Medio destapados, jeje, qué ricos...



 
 

  Y uno de los concursos en los que participo, y que necesito de vuestra colaboración, es el de My Lovely Food, os dejo el enlace para que me votéis... https://www.facebook.com/pages/My-Lovely-Food-Online-Fresh-Shop/101953666560383?id=101953666560383&sk=app_451684954848385

  El título que le puse a la foto para este concurso es "Dulce Navidad para todos" Así que me haríais un gran favor si me votáis... Se puede votar una vez al día, así que lo dicho, os lo agradecería... Pues ya me llevan mucha ventaja muchas galletas, que además de haberlas presentado hace ya dos semanas, y ese tiempo y votos que han ganado, puede que también tengan muchos amigos en Facebook y tienen cantidad de votos ya, muy difícil de alcanzar, pero bueno, yo lo intento... Por eso que no quede... ¿no?

  Y el otro concurso al que me presento es al de la revista Sweet Magazine, os dejo el enlace https://www.facebook.com/SweetMag.es?sk=app_451684954848385&app_data En este caso es el jurado el que otorga los premios, pero bueno, si queréis darle un "me gusta" pues os lo agradezco de mil amores también...

  Pero sobre todo, sobre todo, agradezco que me sigáis, que me leáis, y que os guste lo que hago, de verdad, cuando me escribís y me decís esas cosas tan bonitas me animáis a seguir haciendo estas cositas que me hacen tan feliz y me entretienen, entre otras muchas, claro, jeje...

  Y hasta aquí por hoy, prometo volver en breve con muchas recetas que tengo pendientes de publicar, aaains... Si tuviera más tiempo... En fin...

  ¡¡Besazos!!

  Siempre dulce cocinillas...