Google+ Followers

miércoles, 11 de diciembre de 2013

¡Gofres!


  ¡¡Hooola!!

   Hoy si vengo con una receta dulce, muy rica, además, de unos gofres, que quedan igualitos a los auténticos belgas.

  Hasta ahora, creo que había intentado hacer gofres en dos ocasiones, después de comprarme la gofrera que tengo, pero no me habían salido tan bien, me quedaban como más blanditos...

  Con esta receta os garantizo que quedarán genial, y os gustarán mucho.

 


  La receta la vi en postreadiccion, y como tenía azúcar perlado que me traje de Bélgica, cuando estuve en Brujas, y, además, esa tarde venían a tomar algo dulce mis hermanas, pensé en hacer estos gofres... Y nos gustó mucho el resultado...




  Y ya, sin más dilación, vamos con la receta.

  Ingredientes:

  375 gr. de harina de fuerza; 135 gr. de leche entera (a temperatura ambiente); 1 sobrecito de levadura de panadero; 2 huevos pequeños + 1 yema; 1 pizca de sal; 200 gr. mantequilla a temperatura ambiente; 250 gr. azúcar perlado.

  Aclaración sobre ingredientes:

  Si os pasa como a mí, que no tenéis huevos pequeños, (suelo comprar siempre tamaño grandote) podéis añadir a la receta dos huevos grandes, quitar un pelín de clara, y añadir otra yema. Esta recomendación me la hizo Julia, de postreadiccion. Y la verdad que me quedó genial. ¡Gracias Julia!

  En la receta original recomiendan añadir dos sobrecitos de azúcar avainillado. No lo he puesto, porque igual no los tenéis, en caso afirmativo, añadirlos, le da un aroma muy rico y algo de dulzor, los dos sobres son unos 16 gr. de azúcar, aproximadamente. También podéis probar con un pelín de esencia de vainilla. Pero esto es opcional, no lo he probado, lo digo, como alternativa al azúcar avainillado.
 
  Sobre el azúcar perlado, yo lo compré en Bélgica, pero podéis comprarlo aquí sin problemas, en grandes superficies, o por internet, una vez lo vi en la web de María Lunarillos, así que, imagino que para encontrarlo on line no tendréis problema. Y es que, para esta receta, es recomendable este tipo de azúcar.

  Modo de hacerlo:

  Primero, diluimos la levadura en la leche.

  Mezclamos todos los ingredientes, en la batidora que tengamos, (recomendable con accesorio de "amasado") menos el azúcar y la mantequilla, y dejamos reposar 30 min.

  Pasado ese rato, añadimos la mantequilla y el azúcar perlado.

  Vamos añadiendo la masa poquito a poco a la gofrera, no os excedáis con la cantidad que introducís, porque si no, os va a chorrear masa por los lados, y con el azúcar y tal, luego es una masa muy pringosa, se reseca y es difícil de limpiar... Sí, efectivamente, lo digo por experiencia :( ... ¡Jajaja! Pero bueno, nada que con un poco de paciencia no se consiga...

  En el caso de mi gofrera no espero el tiempo que indica la maquinita, lo dejo menos, porque se me queman por fuera. Vosotros ya lo vais viendo, vais abriendo, y si lo veis de un color tostadito, es que ya están... Las primeras, lógicamente, tardan un poco más en hacerse, una vez caliente la gofrera se van haciendo en menos tiempo...

    Con esta cantidad de masa me salieron 10 gofres.

 


  El ganaché de chocolate que veis en la foto es súper sencillo. Lo hice con una tableta de chocolate postres Nestlé, partiéndolo en trocitos, y deshaciéndolo, al baño maría. Le añadí unas cucharadas de leche para rebajar un poco el intenso sabor.  

  Normalmente se suele hacer el ganaché con nata, pero no tenía, y además, así no tenía tanta grasa...

  Lo hice deprisa y corriendo, porque no pensaba añadir ni chocolate, ni nata montada, a los gofres, pero una de mis hermanas quiso, y lo hice a última hora. Así que anotar la receta por si algún día os pasa como a mi, y tenéis que tirar de una ganaché rápida, y sin nata :) Podéis aromatizarla con algún licor, con naranja, no sé, improvisando, lo que se os ocurra...




  El tema de las ganachés no es nada sencillo, me refiero que no se puede simplificar tanto a la hora de describir cómo hacerlo, ya hay muchas maneras, dependiendo de para qué la queráis utilizar... Pero bueno, en ésta ocasión cumplió su objetivo, echar un poquito por encima del gofre, y aunque estaba un poco intenso de sabor, estaba muy rico, para los amantes del chocolate, claro ;)



 
  Como podéis ver, dimos buena cuenta de ello... Jejeje...

  Y bueno, hasta aquí, la receta que os muestro hoy.

  Espero que os haya gustado, y como es tan sencillita, os animéis a prepararla.
 
  ¡Muuuuacks!

  Siempre dulce cocinillas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario